LOS DIAS PRESENTES

2007

Este proyecto nació como un juego sobre lo cotidiano, un intento por volver a la esencia del acto fotográfico: valorar el momento presente.

Tomé una polaroid por día durante 168 dias. Elegía un momento y hacía de eso que veía un ritual íntimo cargado de sentido.